México, una plaza perfecta para e-commerce.


El e-commerce está creciendo a pasos agigantados a nivel mundial y cada día somos más los compradores online.

 

 

En México, el crecimiento fue de 28,3% en el periodo del 2016 al 2017, con una cifra de negocio de más de 17 mil millones de dólares, siendo la previsión para este 2019 una cifra notablemente superior (Fuente: Asociación de Internet.mx).

Con una tasa de crecimiento promedio anual de 12.4 por ciento en términos reales entre 2013 y 2016, cuatro veces lo que creció el Producto Interno Bruto en ese periodo, el comercio electrónico aporta cada vez más valor agregado a la economía mexicana.

Así lo reflejan los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que midió por primera vez este valor, mismo que se ubicó en 803 mil 103 millones de pesos en 2016, lo que representó 4% del PIB, desde 3% en 2013.

El dinamismo del e-commerce en México obedece a “los cambios cada vez más rápidos en los patrones del consumo, y lo vemos a diario en usos como el transporte por aplicaciones, reserva de hospedaje y compras para que te lleven artículos a tu hogar”.

Sobre la medición, el funcionario aclaró que muchas de las tecnologías asociadas al comercio en línea son de carácter internacional, por lo que sólo contabilizan en el valor agregado las rentas que se generan hacia México.

Si se quiere generar un nuevo negocio, ubicarse en una posición privilegiada, competir en nuevos mercados, ampliar líneas de negocio, pero, sobre todo, subirse a la ola digital y no quedarse atrás, defina un plan de comercio electrónico, busque asesoría profesional y no lo dude, está en el momento adecuado.