Procesos Tecnológicos.


 

Procesos tecnológicos, Cloud Computing y la innovación.

 

Si pensamos en un proceso tecnológico que se haya posicionado en los últimos tiempos como crucial en todas las empresas no hay ninguna duda de que hablaríamos del cloud computing. La computación en nube ha progresado de manera firme entre negocios de todo tipo para establecerse como la nueva hoja de ruta a seguir para poder dar un paso adelante y alcanzar nuevas metas. Las empresas, sin importar el sector en el que se desenvuelvan, están entendiendo que es gracias a la nube a lo cual pueden afrontar una revolución tecnológica muy beneficiosa para ellas. Y es lógico que este incremento de la presencia de la nube está relacionada directamente con el aumento de la presencia de profesionales capacitados en las empresas. La contratación de estos ha crecido de forma considerable y se ha establecido como una nueva pauta a seguir en negocios del mundo entero. A día de hoy, quien está en la nube tiene más oportunidades de alcanzar el éxito.
Cuando Internet se introdujo en los negocios se puso en marcha una reacción en cadena que llevó a las empresas a entender que ya no estaban solas ni tenían que seguir trabajando de manera independiente. La red habilitó una enorme capacidad para trabajar de manera alternativa, para tener más recursos y afrontar nuevos retos, incrementando también las perspectivas de negocio. Fue un punto de inflexión que lo cambió todo. De una manera similar se ha producido otro cambio en tiempos recientes que viene representado por la adopción del entorno en nube dentro de las empresas. A partir de su entrada en vigor las compañías han comenzado a entender una nueva forma de trabajar, depositando un gran interés en todo lo relacionado con los entornos conectados.

Adoptar la nube significa abrir una puerta hacia la conexión con el mundo entero, hacia la inmediatez de trabajar de forma flexible en entornos dinámicos. Antiguamente un profesional tenía reducido el ámbito de control de su trabajo al tiempo que pasaba en la oficina y ahora no es necesario que pise su puesto de trabajo ni siquiera en semanas para poder realizar su actividad de una manera firme. El motivo de ello es que con la nube todo está conectado. Lo podemos ver de manera clara con el ejecutivo que necesita tener acceso a sus documentos privados en todo momento sin importar el momento. Antes de la nube requería llevar esos documentos en archivos de memoria extraíbles o en otros formatos, o incluso enviarse los documentos por correo electrónico. Ahora solo tiene que realizar una conexión a distancia a un soporte en nube para disponer de sus archivos con total normalidad.

Estos procesos se producen de manera segura y dinámica, de forma que no haya ningún tipo de problema de conectarse a la nube estemos donde estemos y usemos el dispositivo que usemos. Tanto si tenemos a nuestra disposición un móvil, un ordenador o un tablet, el acceso será completo y solo requerirá de un nombre de usuario y una contraseña que den acceso a estos archivos privados y personales. Debido a esta facilidad de uso la nube lo ha cambiado todo, ha aumentado la productividad, la facilidad de trabajo y los buenos resultados.

Fuente: Universidad Internacional de Valencia 

Inicio